Buscando artículos en "Grupos Pequeños"

El Voluntariado

Jul 21, 2012   //   by Lloyd   //   Blog, Discipulado, Grupos Pequeños  //  No Comments

Hay partes de cualquier cultura que son loables . . . y hay carencias en cualquier cultura que se reflejan en el carácter de la mayoría de las personas de esas culturas.

Una de las carencias que se nota en muchas culturas latinoamericanas es la ausencia de un espíritu de voluntariado. Sería interesante investigar por qué ese valor forma parte de la cultura estadounidense pero no tanto de las culturas latinoamericanas. Sean lo que sean las razones, una de las cosas que estamos tratando de cultivar en Summit en Español es ese espíritu de voluntariado. ¿Por qué? Bueno, porque el voluntariado fluye directamente de comprender el evangelio.

¿Cómo es eso? Bueno, el servirles a otros fluye directamente del hecho de que Jesucristo nos sirvió a nosotros. Jesús, en Mateo 20:28, dijo, “el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” Jesús no sólo les sirvió a muchos enfermos o hambrientos, o muertos, sino que su servicio por excelencia fue morir en la cruz, para dar su vida en rescate por nosotros.
Esta mañana estaba leyendo 2 Corintios 4 durante mi tiempo devocional, utilizando la Traducción en Lenguaje Actual, y parte del versículo 5 saltó de la página a mi corazón. Pablo dice, “nosotros somos servidores de ustedes porque somos seguidores de Jesucristo.” ¡Allí está! El servicio a otros fluye naturalmente de ser seguidores de Cristo . . . porque Él puso el ejemplo por excelencia.

La experiencia de muchos miembros de Summit en Español durante la semana de ServeRDU da testimonio de que poco a poco el valor del voluntariado está penetrando la cultura de Summit en Español. Largas y arduas horas de trabajo remodelando una casa en el sector de Eastwood en Durham son pruebas de que un grupo de latinoamericanos está dispuesto a servirles a personas desconocidas bajo condiciones difíciles. Meterse debajo de la casa para arrancar tubería vieja y destruir el interior de una casa que Habitat para la Humanidad está remodelando para alguna familia necesitada, es un acto de amor motivado por el Acto de Amor más grande: la muerte de Cristo en la cruz. Facilitarles un servicio dental a pacientes latinoamericanos de pocos recursos, y en el proceso limpiar pisos y baños, escuchar a personas cargadas de problemas, y producir un folleto en español que promueve el ministerio de la Clínica Dental Samaritana . . . todo esto hicimos “porque somos seguidores de Jesucristo” y eso es simplemente lo que hacemos.

Pero el voluntariado no se limita a una semana al año. Si Cristo vive en nosotros, el servirles a otros es algo que va a caracterizar nuestras vidas todo el año. Los grupos de Estudio Bíblico de Summit en Español (o usted como persona) tienen oportunidades todo el año de servirle a nuestra comunidad por medio de los socios en ministerio de nuestra iglesia. Para más información hable con Raudel o Lloyd.

Te Voy a Revelar el Secreto

Feb 9, 2012   //   by Lloyd   //   Blog, Evangelismo, Grupos Pequeños  //  1 Comment

¿Cuántas veces no hemos visto anuncios que dicen algo como “Te voy a revelar el secreto de perder peso sin ejercicio ni dieta” o “Te voy a revelar el secreto de tener un cuerpo de fisioculturista haciendo sólo 10 minutos de ejercicio diarios”? La gran mayoría de nosotros sabemos que son engaños. Nada de valor en la vida se logra tan fácilmente.

Recientemente una persona me pidió mi opinión sobre cómo mejorar el evangelismo personal y el impacto de nuestra iglesia en la comunidad. Las sugerencias que rápidamente vienen a la mente serían:

  • Programar un tiempo cada semana para que como iglesia salgamos a evangelizar puerta por puerta o en sitios públicos
  • Entrenar a nuestra gente en cómo presentar el evangelio en una forma concisa y culturalmente apropiada
  • Proveerles a los miembros tarjetas de presentación y volantes que invitan a la iglesia

No estoy muy a favor del primer punto, a menos que sea una forma de entrenar a la gente a compartir y a expresar su fe. Aunque sin duda a veces algunos se alcanzan en esta forma, como método de producir discípulos verdaderos de Jesucristo, es limitado. El segundo punto es muy importante, pero en sí no va a lograr lo que se busca. El tercero es importante, pero sólo en el sentido de proveer un recurso que pueda abrir una conversación, o quedar en la mente de la persona para alguna fecha futura. Cada punto podría ser bueno, pero sólo como parte de algo mayor.

Entonces, ¿cuáles respuestas podríamos dar para esta inquietud? La respuesta que yo le di no es fácil ni rápida: tenemos que lograr que nuestra gente forme amistades significativas con no creyentes y pase tiempo con no creyentes. Sólo así podrán aprovechar en forma efectiva los últimos dos puntos anteriores. (Desafortunadamente para los dos años de haber entregado su vida a Cristo, la mayoría de los nuevos creyentes ya no tienen amigos no creyentes cercanos. Por lo general, el nuevo creyente va centrando su vida alrededor de sus amigos cristianos, dejando a sus amigos inconversos, o sus amigos inconversos lo van rechazando y cerrando las puertas de oportunidad.)

Hace un tiempo estuve leyendo en 1 Corintios y al final de mi lectura bíblica me tocó leer el capítulo 9. Me llamó mucho la atención lo que el Apóstol Pablo dice en los versículos 19-23:

19 Aunque soy libre respecto a todos, de todos me he hecho esclavo para ganar a tantos como sea posible.20 Entre los judíos me volví judío, a fin de ganarlos a ellos. Entre los que viven bajo la ley me volví como los que están sometidos a ella (aunque yo mismo no vivo bajo la ley), a fin de ganar a éstos.21 Entre los que no tienen la ley me volví como los que están sin ley (aunque no estoy libre de la ley de Dios sino comprometido con la ley de Cristo), a fin de ganar a los que están sin ley.22 Entre los débiles me hice débil, a fin de ganar a los débiles. Me hice todo para todos, a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles.23 Todo esto lo hago por causa del evangelio, para participar de sus frutos. (1 Corintios 9:19-23 NVI)

Se me ocurre que la forma que usó el Apóstol Pablo fue muy diferente a lo que nosotros pensamos cuando pensamos en el evangelismo.

Pablo dijo que aunque era libre, se hizo esclavo para ganar a tantos como fuera posible. Eso implicó un cambio significativo en su estilo de vida. Implicó tener una flexibilidad increíble en su forma de ser y actuar. “Volverse judío” o “volverse sin ley (para los gentiles)” o “hacerse débil” o en resumen, “hacerse de todo para todos, a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles” no se asemeja en nada a ir de puerta en puerta pidiendo dar una presentación breve del “evangelio”.

Pero siento que en este pasaje Pablo nos dijo, “Te voy a revelar el secreto de mi éxito en alcanzar a las comunidades donde he trabajado . . . .” Algunos dirían, “Desafortunadamente eso no se puede programar.” Yo diría “Afortunadamente eso no se puede programar.” El evangelismo no es algo que uno programa. Es algo que fluye de quienes somos en nuestra relación con Cristo. No podemos compartir vida vibrante y vital si no tenemos vida vibrante y vital. Se puede programar salir a tocar puertas, pero la extensión exitosa del evangelio siempre ha sido a base de compartir vida con personas en derredor de los cristianos.

¿Habrá algo, entonces, que un líder de iglesia o de un grupo de estudio bíblico puede hacer para estimular a su gente a evangelizar más? Claro que sí. Pasar visión, motivación espiritual, y entrenar a la gente en cómo expresar claramente el mensaje del evangelio son cosas que uno puede programar. Pero probablemente lo más importante que un líder puede hacer es:

  • En primer lugar, reconocer que sólo Dios puede hacer que su gente tenga esta vida vibrante y quiera compartir esa vida con otros . . . y reconociendo esto, el líder debe dedicarse a mucha oración para que Dios lo haga, porque él, como líder, no lo puede producir.
  • Motivar a su gente a empezar a orar para que Dios obre eso en ellos.
  • Integrar en su vida, y en la vida de sus miembros, las disciplinas de un discípulo, como lo hizo Jesús y Pablo.

Lloyd Mann

Consejería Bíblica y los Grupos Pequeños

Dec 2, 2011   //   by Lloyd   //   Blog, Consejería, Grupos Pequeños  //  No Comments

Parte 1: Donde la Consejería Bíblica Se Cruza con los Grupos Pequeños
Brad Hambrick

Nota: Éste es el primero de una serie de artículos escritos por consejeros bíblicos sobre la forma en que el ministerio de grupos pequeños (estudios bíblicos) y el ministerio de consejería bíblica se intersecan. Hoy aprendemos de Brad Hambrick y Spence Shelton de la Iglesia Summit en Raleigh-Durham, NC.

Intersección Deliberado

¿Dónde se intersecan los grupos pequeños y la consejería en la Iglesia Summit? En la Iglesia Summit dividimos nuestros ministerios en “equipos” y la consejería es parte del equipo de los grupos pequeños, así que es nuestro deseo que se crucen frecuentemente, dinámica, práctica y orgánicamente.

De hecho, consideramos que una de las tareas muy importantes del Pastor de Consejería es la de equipar a los líderes y a los miembros de los grupos pequeños en cómo cuidarse mutuamente en el cuerpo de Cristo. A continuación explicaremos lo que queremos decir con esto.

Creando Estructuras que Calcen con la Estrategia
Antes de continuar, debemos decir que los grupos pequeños son el eje de ministerio aquí en la Iglesia Summit. Con esto queremos decir que organizamos estratégicamente a nuestra iglesia para que las personas participen en grupos pequeños, donde son movilizadas para ministrarse mutuamente y para ministrar en la comunidad. Ésta es la estrategia que hemos escogido para crear un “próximo paso” para los que no tienen mucha conexión en la iglesia, para que empiecen a participar activamente en la vida de la iglesia.

Al poner tanto énfasis en los grupos pequeños, esto implica la importancia de considerar seriamente cómo estructuramos nuestra labor de desarrollar, apoyar y equipar a estos grupos pequeños. Una de las habilidades centrales de un líder de un grupo pequeño es su habilidad de guiar con amor a personas que estén en medio de los altibajos de la vida y que sepa hacerlo fundamentado(a) en las Escrituras. En este sentido, la mayoría de la consejería que ocurre en nuestra iglesia ocurre en estos grupos pequeños. (Llamamos a este tipo de cuidado “de unos-a-otros”, término que explicamos a continuación.) Así que los grupos pequeños se convierten en grupos de apoyo y de cuidado pastoral. Combinamos los grupos pequeños con el equipo de consejería porque hacerlo refleja la realidad de lo que ocurre en nuestra congregación.

Unimos estos dos ministerios porque refleja la centralidad del ministerio de consejería y pone su experiencia en la sala de los hogares de la Iglesia Summit. Agradecemos a Dios que Él ha hecho esto y creemos que en el futuro veremos aún mayores resultados.

El resto de este artículo analizará la relación entre los grupos pequeños y la consejería, a la vez que reconocemos que nuestros grupos pequeños también se intersecan con muchos otros ministerios de la iglesia.

¿Cómo Se Ve?

Nuestros esfuerzos por hacer que esto sea una realidad empiezan con definir cuatro niveles de ministerio bíblico en un contexto de “uno-a-uno” en nuestra iglesia:

  • Aconsejarse
  • Pastorearse
  • Mentorearse
  • De Unos-a-Otros

Estos niveles progresan de la interacción formal con una persona altamente entrenada hasta los niveles más informales de interactuar con quienes comparten su vida.

Nuestro deseo es que los cuatro niveles de cuidado contengan el mismo ADN centrado en el evangelio, con diferentes grados de pericia, confidencialidad y disponibilidad. El ministerio de consejería de la iglesia intenta reforzar e implementar este ADN en los cuatro niveles por medio de nuestro ministerio de seminarios.

Ofrecemos seminarios sobre diversos temas. Cada seminario se hace disponible en videos breves acompañados por un manual para el estudio en grupos pequeños, o para que una persona (un mentor) los use con otra persona a nivel individual. Los últimos dos seminarios fueron “Cómo Superar el Enojo” y “Cómo Enfrentar el Dolor (emocional)”. Estos seminarios están disponibles (en inglés) en nuestro sitio web bajo “Recursos/Seminarios”. Los ponemos a la disposición de todos con estos propósitos en mente:

  • De Unos-A-Otros: Para entrenar a los líderes de grupos pequeños en cómo “pastorear” a los miembros de su grupo.
  • De Unos-A-Otros: Para proveer material currícular que los grupos pequeños pueden estudiar.
  • De Unos-A-Otros: Para que los grupos pequeños tengan herramientas para cuidarse los unos a los otros.
  • Para Mentores: Para iniciar grupos de apoyo de corto plazo, dirigidos por mentores laicos (los llamamos “Grupos de Liberación”) que preparan a personas para hacer la transición a grupos pequeños regulares.
  • Pastorear: Para proveer a nuestros pastores recursos de calidad sobre temas que los preparen a pastorear con más confianza a personas y que los ayuden a integrar a estas personas en los grupos pequeños regulares.
  • Consejería: (Todavía en desarrollo.) Para proveer un material estructurado para que nuestros pasantes en consejería que nos llegan del Seminario Teológico Bautista Southeastern obtengan experiencia. Esto también proveerá más personas que pueden aconsejar personalmente a miembros de nuestra iglesia y comunidad.

De este resumen, debe ser obvio que todo lo que hace el ministerio de consejería está diseñado para equipar a nuestros líderes de grupos pequeños y para crear un camino natural para las personas que reciben consejería (ya sea que la reciben de un mentor, un pastor, o un consejero) se integren a algún grupo pequeño. Sin los grupos pequeños, nuestro ministerio de consejería tendría que buscar una forma de reemplazar a la iglesia por medio de alguna relación terapéutica o abandonar a esas personas al mismo aislamiento que permitió que sus luchas crecieran hasta el punto de dominar toda su vida. En combinación con los grupos pequeños, nuestro ministerio de consejería puede ayudar a las personas a encontrar una forma de superar la crisis que enfrentan y dirigirlas a un grupo pequeño que promueva relaciones saludables y propósitos bíblicos.

Equipando a los Santos

Al combinar el ministerio de consejería con el de los grupos pequeños y al canalizar los recursos que desarrollamos hacia la vida en comunidad de los grupos pequeños, estamos desarrollando una atmósfera en que los líderes equipados entiendan los recursos que la iglesia provee. A los líderes los ayuda a entender cómo apoyar a los miembros de su grupo en sus luchas, aún cuando los líderes sienten que esas luchas superan lo que ellos mismos pueden manejar.

Como es de esperar, este resumen suena mucho mejor de lo que es actualmente la realidad. Todavía estamos aprendiendo cómo coordinar los varios aspectos de este plan. Nuestra colaboración entre el ministerio de grupos pequeños y el de la consejería es algo que ha surgido en los últimos 10 meses. Pero nos emociona los frutos iniciales que vemos y la confianza que va creciendo en los miembros de que ellos pueden ayudarse mutuamente y de que la consejería puede ser un instrumento para alcanzar a nuestra comunidad (ya que por su diseño este plan coloca a los no creyentes en un camino directo hacia su integración a algún grupo pequeño).

Summit en Español

Servicios los domingos a las 11:25 a.m. en:

2415 Presidential Dr.
Durham, NC 27703

(919) 383-7100
Atención en Español: (919) 354-6050

Servicios los domingos a las 2:30 p.m. en:

5808 Departure Dr
Raleigh, NC 27616

(919) 670-3276