La Ingeniería de Dios

Jan 26, 2013   //   por Lloyd   //   Blog, Evangelismo  //  No Comments

Desde el principio del tiempo, dándose cuenta de una distancia enorme que existe, la gente ha estado obsesionada con el deseo de superar el abismo que los separa de Dios.  Pero ¿cómo? se preguntan.

 

Saben que Dios en esencia es totalmente otro, totalmente diferente.  Por eso tienden a pensar en Dios en términos altos y remotos: Perfecto, Santo. Imponente.  En su mente el hecho de que Él es SANTO impone una gran distancia entre Creador y creación.  Las implicaciones de esta realidad eran importantes:  si no estaban ni siquiera cumpliendo con sus propias reglas morales, y Dios es tan santo, entonces pensaban que las reglas de Dios debían ser imposibles de cumplir.  Pensaban, “¡Esto requeriría un esfuerzo sobrenatural si vamos a tener éxito en llegar a Dios!”

 

A través de los siglos, aparecieron religiones que trataban de contestar la pregunta que estaba en la mente de todos: ¿Cómo podemos llegar a un Dios Santo? Solución tras solución surgió, esperando colocar un puente sobre ese abismo que existía, pero todas tenían algo en común: el esfuerzo para lograr cruzar ese abismo siempre empezaba del lado humano.

 

Todo el mundo parecía estar de acuerdo de lo que la gente tenía que hacer para llegar a Dios era volar más recto, orar más fuerte, vivir más noblemente, ser más religioso y dedicarse a obras caritativas.   La idea era que la cantidad de esfuerzos morales masivos, durante toda una vida, de alguna forma les daría el derecho de estar cerca de Dios.  Pensaban que “Dios mediante”, al final de nuestros días, habríamos hecho bastante bien como para llegar al otro lado y disfrutar de una relación viva y vibrante, con Dios por toda la eternidad.

Haz un estudio tú mismo(a) de las religiones.  A ver si no estás de acuerdo no sólo en que cada religión mundial importante sugiere que trates de construir un puente sobre ese abismo por medio de tus propios esfuerzos, y que tampoco te ofrecen ninguna evidencia o seguridad de que en realidad lo podrás lograr antes de morir.

 

Digo, cada religión excepto una: el cristianismo bíblico.

 

La Biblia dice algo sorprendente sobre cómo lograr cruzar el abismo entre Dios y el hombre.  Dice que Dios también vio ese abismo que separaba al hombre y a la mujer inmoral – como tú y yo – de Él.  Él vio la distancia infinita por lo que es – más enorme de lo que ningún humano jamás podrá superar.  Dios sabía que ningún esfuerzo humano – ningún intento humano de llegar al otro lado del abismo – jamás sería suficiente como para cruzar ese abismo.  Así que, motivado por amor, Dios se dio a la tarea Él mismo de proveer un camino sobre ese abismo.  Él puso el fundamento.  Él construyó un puente que cruzó la distancia enorme, para llegar al hombre pecador.  Envió a su Hijo, Jesucristo, para morir en una cruz por nosotros – esa cruz serviría como el puente por excelencia.

 

Fue necesario mucho trabajo para construir ese puente único, pero el deseo de Dios de superar ese abismo para tener una relación con nosotros fue así de grande.  Después de horas de labor agotadora que demandó la sangre física de Jesús, Su sudor y  Sus lágrimas, Dios declaró que su puente ya estaba abierto al público, listo para que cualquier persona dispuesta a caminar sobre Él pudiera cruzar y tener vida nueva en Él.

 

Adaptado de “Las Buenas Nuevas de Dios” por Bill Hybels, en su libro Just Walk Across the Room

Leave a comment

Summit en Español

Servicios los domingos a las 11:25 a.m. en:

2415 Presidential Dr.
Durham, NC 27703

(919) 383-7100
Atención en Español: (919) 354-6050

Servicios los domingos a las 2:30 p.m. en:

5808 Departure Dr
Raleigh, NC 27616

(919) 670-3276